miércoles, 15 de mayo de 2013

Ray Harryhausen



Hace unos días se despidió de este plano de la existencia uno de los pioneros y grandes artistas de la animación stop-motion, el señor Ray Harryhausen. Mucho antes de que el señor George Lucas desarrollara su plan de dominación mundial, los grandes proyectos cinematográficos recurrían a otro tipo de recursos para dar vida a las bestias y monstruos que deseábamos ver en pantalla. Fue así como nació la Dynamation. Una técnica que le permitió a Ray incorporar a escenas live action sus escenas de animación stop motion en diferentes proporciones. Esta revolucionaria técnica permitió dar vida a una infinidad de criaturas en pantalla interactuando con actores reales.


Fascinado por la película de King Kong (1933), Ray Harryhausen conoce a Willis O'Brien, el supervisor de efectos especiales y comienza a perfeccionar la técnica del stop motion utilizada en su obra. Uno de sus primeros proyectos fue la ambiciosa película Evolución, un proyecto animado sobre la prehistoria qué Ray decidió abandonar luego de que Disney estrenara "Fantasía", una animación basada casualmente en la misma era que el proyecto de Ray y con la misma selección musical.
Sin embargo esto no hizo que Ray se detuviera, instaló un estudio en su garage y comenzó a desarrollar animaciones para las escuelas.
Este relato de "La liebre y la Tortuga" pertenece a esta época. Sin embargo no fue terminado en aquél entonces (1952). Recién en el 2002 Ray decidió finalizarlo. Atrae particularmente el estilo de las maquetas, completamente opuesto a lo más conocido del autor, en este caso vemos personajes caricaturescos, pensados para un público infantil. Lamentablemente el video pierde el audio a los 6:23... Pero se puede apreciar algo de la animación.


Luego vino la época de los 50' y, como ya sabemos, de terror y miedo ante la amenaza de todo lo que pudiera ser atómico y/o comunista. Desde bombas, extraterrestres hasta grandes monstruos volviendo a la vida para abrirse paso entre multitudes de ciudadanos corriendo por las calles de Nueva York de sombrero y traje para salvar sus vidas.
Fue en esta época que Ray utilizó su magia para dar vida a muchos de los monstruos que alimentaron este miedo colectivo ante la catástrofe inminente que todos parecían estar esperando. "The Beast from 20.000 Fathoms" (1953), "It Came from Beneath the Sea" (1955) o "Earth vs. the Flying Saucers" (1956) fueron algunos de los títulos catastróficos en los Ray se dio el lujo de destruir las principales ciudades de EEUU y sus monumentos.



Ya cansado de romper cosas, Ray decide dejarle el caos a los japonenes con Godzilla y empieza a interesarse por las historias fantásticas. Fue para "The 7th Voyage of Sinbad" que Ray participó en la etapa de producción elaborando grabados para visualizar los escenarios que luego serían desarrollados para el film. Vale destacar la destreza que demostraba incluso como dibujante. Elaborando alrededor de 400 bocetos de pre-producción que demostraban su maestría en cuanto a la forma, iluminación y la composición creando obras similares a los grabados de Gustav Doré.


En esta época surgen las películas más recordadas del autor, ya sea por el perfeccionamiento de su técnica al pasar al fotograma a color o su trabajo en conjunto con el compositor y músico Bernard Herrmann. Nadie que haya visto "Jason and the Argonauts" puede olvidar la Hydra de 7 cabezas, el Titán de roca o los guerreros esqueleto surgiendo de debajo de la tierra.




 Luego de su película "Clash of the Titans" (1981) Ray decide retirarse de la industria del cine. Si bien no compartía un gusto por la clase de películas que estaban generando éxito, las cuales consideraba demasiado violentas o altas en contenido sexual, fue el desarrollo de nuevos efectos visuales, con las posibilidades que brindaban las herramientas digitales con George Lucas como uno de los pioneros con su saga Star Wars, que hizo que el Dynamation tuviese los días contados.
Así fue que uno de los grandes artistas del cine tuvo que hacerse a un lado cediendo el puesto a una nueva generación de creadores. Pero no sin dejar un testimonio contundente de lo poderosa que puede llegar a ser la convicción de un creador cuando se especializa en eso que ama. Y, teniendo en cuenta el contexto en que estas obras vieron la luz, y el trabajo a prueba y error con el que fueron desarrolladas, se puede ver a simple vista que no se trataba de un simple animador si no de un gran artista con una capacidad sin igual para dar vida a personajes únicos y permitiendo así que miles de espectadores se involucren en la ilusión y el miedo que sólo el cine puede regalar.


Para ver algunas de las obras de Ray Harryhausen:

The 7th Voyage of Sinbad (1958)
País: Estados Unidos | Director: Nathan Juran | Escritor(es): Ken Kolb
Reparto: Alec Mango, Danny Green, Kathryn Grant, Kerwin Mathews, Richard Eyer, Torin Thatcher | Género: Aventuras, Fantástico | Duración: 87 min.
VER PELÍCULA


Mysterious Island (1961)
País: Reino Unido | Director: Cy Endfield | Escritor(es): Crane Wilbur, Daniel Ullman, John Prebble, Julio Verne | Reparto: Beth Rogan, Dan Jackson, Gary Merrill, Herbert Lom, Joan Greenwood, Michael Callan, Michael Craig, Percy Herbert | Género: Aventuras, Fantástico | Duración: 101 min.
VER PELÍCULA


Jason and the Argonauts (1963)
País: Estados Unidos | Director: Don Chaffey | Escritor(es): Beverley Cross, Jan Read, Raymond Bowers | Reparto: Douglas Wilmer, Gary Raymond, Honor Blackman, Laurence Naismith, Michael Gwynn, Nancy Kovack, Niall MacGinnis, Nigel Green, Patrick Troughton, Todd Armstrong | Género: Aventuras, Fantástico | Duración: 104 min.
VER PELÍCULA


Clash of the Titans (1981)
País: Reino Unido | Director: Desmond Davis | Escritor(es): Beverly Cross | Reparto: Burgess Meredith, Claire Bloom, Flora Robson, Harry Hamlin, Judi Bowker, Laurence Olivier, Maggie Smith, Ursula Andress | Género: Aventuras, Fantástico | Duración: 118 min.
VER PELÍCULA







No hay comentarios:

Publicar un comentario